El Proceso de elaboración

La primera fase en la elaboración de nuestra cerveza CANNABEER es la maceración. En este proceso intervienen tres ingredientes: el agua, la malta y el cáñamo.

Para cada cerveza se han de hacer unas combinaciones de malta buscando un objetivo de cuerpo, grado alcohólico, sabor de la cerveza y color. En la elaboración de nuestra receta se ha optado por una malta base como es la Pilsen mezclada en menor proporción con maltas caramelizadas y tostadas siempre buscando una cerveza con un cuerpo medio pero con un ligero regusto dulce.

Durante el proceso de maceración a distintas temperaturas comprendidas entre los 62º y los 72ºC se activan distintas enzimas que transformarán el almidón de la malta en azúcares que posteriormente serán fermentados por la levadura.

Tras la maceración se pasa el mosto al “boiler” (olla de cocción) donde se hervirá durante 90’. Es en este proceso es donde entra a jugar parte el lúpulo. Éste aportará a la cerveza el amargor y aroma deseados, en este caso el aroma se lo otorga una variedad de lúpulo americano que produce notas organolépticas cítricas.

Una vez acabado el proceso de elaboración del mosto (maceración más cocción) se baja la temperatura a 20ªC que es la propia de nuestra cerveza tipo ALE y se añade la levadura que durante 7 días se alimentará de los azúcares que hayamos sido capaces de extraer de la malta. En este proceso llamado fermentación se producirá el alcohol y el CO2. Para retener este CO2 en las botellas se ha de embotellar antes de que la levadura consuma todos los azúcares, de esta forma se reactivará la fermentación dentro de la botella produciendo la cantidad justa de gas en su segunda fermentación.